Otros Post

Tarta de frutos rojos y nata. Decorada con flores de cilantro.

flores comestibles
Volver a las tartas tradicionales, sencillas de hacer, las originales, una tarta sin cobertura de ninguna clase, al mas puro estilo de esas inglesas, que se preparaban a la hora del te.
Ahora las llaman Naked Cake, que traducido es algo así como tarta desnuda. Es el sabor tradicional de un bizochito muy ligero, un genovés sin grasa de ningún tipo, una nata fresca montada y muchos frutos rojos, una capa abundante de todos ellos encima de cada capa de crema.
Así de sencillo, pero con algunos detalles importantes para darle un sabor mas delicado y sofisticado como fue; añadir vainilla a la crema, una pequeña parte de queso mascarpone para que tomara mas consistencia junto con unas hojas de gelatina y otro poco de gelatina roja por encima para que no saliesen rodando las frutitas cada vez que moviese la tarta.
En esta ocasión quise hacerla muy alta, la partiríamos en casa y por tanto no temía al movimiento de desplazarla, así que usé tres capas, haciendo cada capa individualmente, pero puedes hacer el doble de masa, o el triple y luego cortar. Eso si, para cortar deja reposar el bizcocho al menos unas horas porque es muy suave y frágil y se te rompería.
Mi truco para tantas capas es hacer cada una individualmente y si no tienes suficientes moldes, usar esos desechables de aluminio albal que encuentras en cualquier supermercado, y que ademas tienen el tamaño perfecto.
El reposo del bizcocho es indispensable por lo esponjosito y ligero que es, yo suelo hacerlo por la tarde, guardarlo en una lata  y luego en la nevera, durante toda la noche y usarlo al día siguiente. En esta ocasión entre capa y capa le puse papel vegetal para que no se pegara. Ojo, que estén bien fríos antes de meter en la nevera.
La decoración floral son unas sencillas florecitas de cilantro.
Por cierto tuve la suerte de estar compartiendo esta tarta con un grupo de bloggers de Gran Canaria y muchas de las fotos las  hicieron Debora  e Irmina a las que agradezco el detalle en el alma.Naked cake

INGREDIENTES para una tarta de 20 cm de diámetro
Para cada capa que quieras hacer (yo puse 3 capas y quedó de 15 cm de alto)

Para cada bizcocho
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de agua
  • 75 gr. de azúcar
  • 1 pizca de vainilla en pasta o un sobrecito de azúcar avainillada
  • 100gr de harina
  • 1 cucharadita rasa de levadura en polvo.
Para la crema de nata (para las tres capas de tarta, reduce si haces menos)
  • 600 ml de nata para montar mínimo 35% de materia grasa
  • 150 gr de mascarpone
  • 3 cucharadas soperas colmadas de azúcar
  • 1 cucharadita pequeña de vainilla
  • 4 hojas de gelatina
Frutas rojas frescas, las que mas te gusten, yo puse de todas, moras, grosellas, arándanos, cerezas.

PREPARACIÓN
  1. Untar con mantequilla o margarina un molde desmontable.
  2. Encender el horno a 180º
  3. En un vaso con agua fría ponemos las hojas de gelatina a ablandar.
  4. Poner los huevos con la cucharada de agua y el azúcar y batir con las varillas  hasta que tengamos una mezcla muy esponjosa, haya triplicado su tamaño y cambiado a un color mas blanquito. Si tienes una batidora eléctrica mejor.
  5. Ahora tamiza la harina con la levadura e incorpóraselo a la masa anterior sin batir, con una espátula y haciendo un movimiento envolvente para no bajar la masa.
  6. Verter en el molde y al horno al menos unos 20 o 25 minutos, pinchando la masa antes de sacar para ver si está bien cocido.
  7. Sacar del horno dejar enfriar un par de minutos en el mismo molde y luego desmoldar y poner a enfriar en una rejilla.
  8. Con mucho cuidadito porque son muy frágiles.
  9. De la nata apartamos un par de cucharadas y el resto la batimos para montar con las cucharadas de azúcar.
  10. Antes que esté montada del todo, calentamos las dos cucharadas de nata que tenemos apartadas en el microondas y le añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y removemos hasta que desaparezcan.
  11. Esperamos removiendo hasta que enfríe  y cuando esté casi a punto de montar la nata añadimos la vainilla,  el queso mascarpone y la nata liquida donde hemos disuelto la gelatina.
  12. Mezclar bien, pero cuidado con no pasarte no sea que hagas mantequilla en lugar de nata montada.
  13. Ahora solo queda poner una capa de bizcocho, otra de crema, encima abundante fruta fresca, y repetir, tantas veces como capas hayas decidido poner en tu tarta.
  14. Para terminar decora con fruta abundante y en este caso florecitas de cilantro.
Tarta de nata con frutos rojos y flores comestibles

Tarta de fresas con crema catalana. Decorada con calédulas

Tarta de fresas y caléndulas
 Siendo temporada de fresas hay que aprovechar para hacer todos los postres posibles. En esta ocasión no tenía muchas ganas de trabajar, así que tiré de una masa quebrada o brisa de las elaboradas de supermercado. Las congeladas no me gustan, pero las frescas no tienen mucho que envidiar a las que nosotros hacemos en casa. Como relleno quise hacele una crema catalana, que aunque es parecida a la pastelera tiene un gusto que me resulta mucho mas agradable. La quemé y todo por encima para caramelizar el azucar antes de poner las fresas. Y por último decorada con unos pétalos de caléndulas que ahora están enormes.
No me digas que no es sencilla, no creo que tardase mas de media hora porque en lo que se horneaba la masa en el horno preparé la crema catalana y cortamos las fresas. Aprovechando que estaba mi hermana por casa, la puse a lavarlas y cortarlas, así que en un ratito estaba todo listo.
Le quise poner una gelatina por encima para proteger la fruta y que aguantase mas con un aspecto bonito y usé unos sobres de gelatina que se preparan en un momento, no suelo encontrarlos, así que es opcional, pero también puedes pincelarlo con un poco de mermelada de fresa. Es solo para proteger y dar brillo.
Luego a la nevera, porque cuando está rica es con la cremita bien fría. Yo no la partí hasta la mañana siguiente y estaba estupenda.

INGREDIENTES para un molde redondo de 22 o 23 cm

  • 1 paquete de masa brisa o masa quebrada
  • 1/2 l. de leche.
  • 100 gr. de harina.
  • 250 gr. de azúcar.
  • 3 yemas de huevo.
  • 1 ramita de canela
  • 30 gr. de maizena.
  • 1 kg de fresas
  • Gelatina de sobre para dar brillo (opcional)
  • Pétalos de caléndula (opcional)
PREPARACIÓN
  1. Encendemos el horno a la temperatura que ponga el envase de la masa. En este caso era 200 ºC.
  2. Preparamos el molde desmontable untándolo un poco con mantequilla para que no se nos pegue.
  3. Metemos al horno y nos vamos con la crema.
  4. Solo tenemos que mezclar todos los ingredientes juntos en frío, batir bien con la batidora y ahora acercar al fuego y hervimos. Lo dejamos cocer removiendo continuamente hasta lograr una crema suave y espesa, apartamos del fuego y dejamos enfriar.
  5. Mientras se enfría la crea y se hace en el horno la masa lavamos y cortamos las fresas. Apartamos.
  6. Sacamos del horno la masa y desmoldamos.
  7. Vertemos dentro la crema catalana. Si queremos espolvoreamos con azucar y con el soplete la quemamos un poco hasta hacer color caramelo, pero esto es opcional, no es para nada necesario.
  8. Ahora solo queda ir colocando las fresas como mas nos guste. 
  9. Y terminar pincelando con la gelatina o la mermelada para dar brillo.
  10. A la nevera hasta que esté bien fría.
  11. Mejor si puedes dejarla al menos 8 horas.
  12. Yo le puse pétalos de caléndula porque estoy enviciada con las flores comestibles y me encantan su colorido.
Tarta de fresa y caléndulas

Caléndula

Caléndula. También llamada maravillas. Una de las mas versátiles y decorativas flores.
  • En el huerto:La caléndula es una planta que ayuda a prevenir plagas, acumula fósforo y sus colores atrae a los insectos, ayudando a la polinización.  Es perenne y se desarrolla facilmente.
  • En la cocina: Sabores que van desde picante a amargo y con toques de acidez. Se parece  al azafrán. Tiene pétalos bonitas en tonalidades naranja dorado.  Sólo los pétalos son comestibles pero puedes usarla entera para decorar. Ideal para mezclar en ensaladas dando notas  de color. Se pueden utilizar cocidos o crudos en la preparación de todos los platos, desde aperitivos hasta postres, incluyendo sopas, guisos y arroces. En repostería se puede usar salpicando las tartas como si fuera un confeti de colores.
Nuestras recetas con caléndulas.

Pastas de almendra con azahar.

Con azahar. Flores comestibles
No son una textura de galletas, por fuera son crujientes pero por dentro son húmedas y con un estupendo sabor a limón, azahar y canela. ¡Me encantaron! y se hacen en un momentito. Luego si aun te sobra alguna puedes conservarlas en un recipiente hermético durante unos cuantos días. En mi caso nos las comimos en un par de días, así que no podría decirte cuanto tiempo se mantienen frescas. Con esta masa me salieron unas 30 aproximadamente.
Me resultaron perfectas para una merienda, porque quedan preciosas y de sabor muy buenas. Pero intenta reservarte unas pocas para llevarte el trabajo, verás que a mitad mañana te saben a gloria.
Las hice en thermomix, porque tenía las almendras crudas enteras, pero si ya las compras molidas no necesitas ningún tipo de procesador, olvida todos los datos de velocidad y tiempo y solo con las manos las preparas en unos minutos.

INGREDIENTES
  • 300 gr. de almendra molida
  • 2 huevos
  • 180 gr. de azúcar normal.
  • 1 cta. de levadura química
  • 70 gr. de harina común
  • 1 cta. de agua de azahar
  • ralladura de medio limón
  • 1 punta de cuchara de canela
  • 100 gr. de azúcar que haremos glas 
ELABORACIÓN
  1. Precalentar el horno a 180º
  2. Con el vaso muy seco pulverizar los 100 gr. de azúcar si no compraste azúcar glas. Apartar.
  3. Poner en el vaso la almendras enteras y picar de vel. 5 a 10 hasta que quede  una harina fina.
  4. Añadir al vaso los 180 gr. de azúcar, la levadura, la ralladura de limón, la canela  y la harina, mezclar a vel. 6. Añadir los huevos y el agua de azahar y mezclar a vel. 6
  5. Sacar la masa del vaso y formar bolitas con las manos del tamaño de una castaña. Rebozar las bolas en el azúcar glas reservado y poner a la bandeja de horno, que yo he puesto previamente un tapete de silicona o papel vegetal.
  6. Meter en el horno caliente y hornear unos 20 min. 
  7. Las pastas salen blandas del horno, es al enfriarse cuando se endurecen y quedan duritas por fuera y tiernas por dentro.
Flores comestibles. azahar

Crepes con caléndulas

Crepe de calénduas



Bonitos y con un toque diferente, algo divertido para decorar unos sencillos crepes con pétalos de caléndulas. Sabor le aporta poco o casi nada, pero el colorido me gustó como quedaba antes de rellenarlo con chocolate, helado, dulce de leche o nata. Podría ser también con algo salado, como gambas o cualquier marisco que tenga un bonito color rosa o naranja. Pero como este blog es de repostería nos ceñimos a cosas dulces.
La receta es normal de crepes, la que tu tengas, pero yo te voy a poner la que usé  de Eva Arguiñano y está buenísima, quizás porque lleva la mantequilla derretida dentro incorporada a la masa y porque no necesitas untar la sarteén con mantequilla lo que hace que los pétalos queden perfectos.
El truco está en poner los pétalos de las flores antes en la sartén, y luego verter encima la masa crepes. No te preocupes porque ni se queda frita ni se seca ni nada, se queda integrada muy bonita.
Usé caléndulas, porque además de estar preciosas en estos días, quería algo sencillito. Pero si te apetece algo mas lúcido y colorido prueba con unos pétalos de pensamientos, para que veas que cosa mas linda.

INGREDIENTES
  • 125 gr de harina
  • 2 huevos
  • 1/4 de l de leche
  • 50 gr de mantequilla
  • 5 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Caléndulas o la flor que tu quieras
PREPARACIÓN 
  1. Coloca la mantequilla a fundir en el microondas a unos 700  durante 20 segundos aproximadamente
  2. Pon en el vaso que uses para luego poder batir,  la leche, la mantequilla  derretida y los huevos en una recipiente, vierte encima  la harina, el azúcar y la sal y batir hasta que tengas una masa bien homogenea y sin grumos.
  3. Déjala reposar mientras lavas y secas las caléndulas.
  4. En una sartén antiadherente caliente a fuego medio, echas los pétalos que tu quieras y enseguida le pones la masa, que sabes que en caso de los crepes es poca, esparces moviendo a sartén y cuando se haya cuajado le das la vuelta . 
  5. Cocina brevemente y retírala a un plato.
  6. Ahora solo queda rellenarla con lo que mas te guste, helado, solo espolvoreada con azúcar glas, nata, o crema de chocolate. 
  7. Que la imaginación te permita hacer locuras, tanto con las flores como con los rellenos.
Cepes de caléndula

Postre Canario prehispánico. Cuajada de higos.


Cuajada de higos
El día 30 de Mayo se conmemora la primera sesión del parlamento, bajo el nombre de Día de Canarias, pero que nada tiene que ver con los sentimiento identitario del pueblo Canario.
No me voy a meter con el genocidio y posterior colonialismo al que fue sometida la tierra Canaria (pueblo y recursos), solo me voy a centrar en un postre que he querido que se asemeje lo mas posible a lo que podían comer los antiguos Canarios antes de la conquista.
En esta tierra y en esa época los recursos vegetales y animales eran muy diferentes a los del continente. Según todos los estudios que he ido recopilando en estas ultimas semanas para ceñirme estrictamente a aquella realidad, al día de hoy solo se ha demostrado que su base de alimentación estaba basada en cereales (trigo y cebada), en derivados lácteos caprinos, y frutos como higos, frutos de pinos, de las palmeras, bicácaros, madroños y el mocán, además de pescados, ovejas y cerdos.
Basándome en la Tesis doctoral de Jacob Morales, la golosina de los antiguos Canarios eran los higos. Por eso esta receta los tiene como ingrediente principal.
Cuajada de Higos
He querido usar la técnicas de las que ellos disponían, por tanto, ni batidoras, ni química, ni azúcar, ni aromas sintéticos, ni moldes ni siquiera varillas para mezlcar.
El cuajado de la leche está hecho de forma natural exclusivamente con el higo, que suelta el látex que junto a las encimas naturales de los higos la transforma en una textura cremosa.  Le incorporo las Támbaras (dátiles, fruto de la palmera)  y los piñones que tostaban igual que lo hacían con los cereales para hacer el gofio. En ese momento era de trigo porque no olvidemos que el millo (maíz) vendría con el descubrimiento de America.
Y para decorar, como dice el lema de este blog, debía ser una flor comestible, tenía que ser obligatoriamente una flor de Bicácaro considerada por muchos Canarios como la flor nacional de las Islas. Además de ser el primer endemismo que se catalogó en el Archipiélago, pero como no estamos en temporada de flores, pues le puse como testigo, uno de sus frutos.
Postre Canario
Si quieres alguna receta con este fruto Canario te recomiendo la mermelada del  blog de Irmina El Zurrón de los postres.
Evidentemente la presentación es actual, no me atreví siquiera a intentar emular sus mesas.
Como pone en la presentación del blog, soy sincera con las recetas y confieso que siendo la receta mas sencilla que hice en mi vida ha sido la que mayor numero de fracasos he tenido, hasta que logré que cuajara. No se cual es realmente el problema, pero han sido cinco intentos: Tener en cuenta que la leche sea entera no desnatada, ni semi desnatada. Y que los higos no sean de esos que llevan meses en las neveras de los importadores porque no reaccionan igual y no lograrás que cuaje,  pero tampoco recién cogidos del árbol porque demasiado látex convierte la leche en queso sobre la marcha, la temperatura de la leche, si era de cabra o de vaca...sinceramente me dio bastante la lata,  pero soy bastante insistente y al final logré que saliese, pero han sido tantas las variantes que no se como lo hacían los pobres Canarios de hace siglos.
Después de terminarla voy y me encuentro una receta marroquí donde  hacen algo muy parecido, pero con azúcar y azahar además de nueces y otros frutos secos, lo que añade mas datos a las teorías que dicen que los antiguos Canarios procedían del norte de África, y por cierto asegura que la hacen sin problema o incluso con higos secos, yo de verdad que no termino de creerlo, por pura experiencia.
Cuajada de Higos
INGREDIENTES todos a ojo
  • Higos frescos
  • Leche 
  • Dátiles de la palmera canaria
  • Piñones
  • Gofio
  • Miel de palma
  • Gofio 
  • Bicácaro 
PREPARACIÓN
  1. Cortamos en lascas finas los higos, poniéndolos en el fondo del recipiente.
  2. Calentamos la leche hasta que esté tibia, a mas o menos 37º
  3. Vertemos encima de los higos y dejamos atemperar antes de meter en la nevera donde cuajará en pocas horas.
  4. Mejor dejarlo toda la noche.
  5. Tostamos unos piñones al fuego, sin aceite ni nada.
  6. Decoramos nuestra cuajada con mas higos en trozos, los dátiles, los piñones y un chorrito chico de miel de palma y en este caso con un bicácaro.
  7. Aparte servimos con un poco de gofio para aquellos que quieran espolvorearlo por encima.
Cuajada de higos

Flor de la manzanilla

Manzanilla

Todos hemos tomado alguna vez de niños una manzanilla para un dolor de estómago y quizás por eso me cuesta verla como una bonita flor comestible, sin querer la asocio a una planta para cunado uno está enfermo, pero eso ha dejado de ser así para mi desde que la probé en la cocina.
Con flores  muy parecidas a las margaritas, pero mas pequeñas. Se pueden utilizar frescas o secas y hacen un buen té en particular, que sabe vagamente como las manzanas.
  • En la cocina, es ideal para  espolvorear los pétalos en ensaladas y sopas, pero puedes innovar con ellas en cualquier otro plato. Yo la probé infusionndola en leche para elaborar luego esa leche en un bizcocho con miel y quedó con una aroma estupendo. Es una planta comestible, pero solos los pétalos serán agradables para masticar y muy sana con las mismas propiedades que tiene la cabeza de flor y que todos conocemos por su uso en multitud de patologías.
  • En el huerto, imprescindible por el poder de atracción hacia las abejas papel fundamental en la polinización de las hortalizas, frutales y resto de planta. Atrae a todo tipo de insectos que controlan las poblaciones de insectos que perjudican a las plantas. De esta forma el cultivo de manzanilla ayuda a prevenir y controlar la aparición de plagas.
Nuestras recetas con manzanilla