Otros Post

Pastel de manzana con crujiente

Con dos manzanas y unos pocos ingredientes de los de andar por casa te preparas en un ratito un pastel de manzana estilo alemán con crujiente por encima que te va a chiflar. La manzana, aunque la ponemos troceada  dentro en capas se integra por arte de magia en la masa aportando humedad y un rico sabor.
El pastel perfecto para una merienda, el típico que no debe faltar en cualquier mesa de postres.
Te pido disculpas por las fotos, porque no hacen honor a lo rica que estaba, pero es que lo mío no es la cámara.
Anímate a hacerla y verás que te va a encantar.

INGREDIENTES:
Para la masa:
  • 175 gr. de harina
  • 175 gr. de azúcar
  • 175 gr. de mantequilla
  • 3 huevos
  • 5 gr. de levadura tipo Royal
  • ralladura de un limón
  • 2 manzanas 
  • 2 cucharadas de leche entera
Para el crujiente:
  • 115 gr. de harina
  • 85 gr. de azúcar morena
  • 85 gr. de mantequilla
  • 2 cucharaditas de canela en polvo

ELABORACIÓN:
  1. Empezamos preparando el crujiente para la superficie, mezclando en un bol la harina con la mantequilla y la canela. Añadimos el azúcar moreno y la mantequilla troceada y mezclamos bien con las manos.
  2. Hacemos una bola y la metemos en el congelador mientras preparamos el resto. 
  3. Encendemos el horno a 180ºC.
  4. Ahora batimos la mantequilla con el azúcar hasta que haya blanqueado ligeramente.
  5. Le ponemos la ralladura de limón y los huevos de uno en uno, esperando a que se integre antes de añadir el siguiente.
  6. Mezclamos la harina con la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior sin batir demasiado.
  7. Añadimos las dos cucharadas de leche y removemos.
  8. Pelamos las manzanas las troceamos en trocitos pequeños, chorreamos con el zumo de limón para que no se pongan obscuras y  reservamos.
  9. Untamos el molde con mantequilla y vertemos la mitad de la masa que hemos preparado.
  10. Encima vamos colocando la mitad de las manzanas.
  11. De nuevo vertemos la otra mitad de la masa y repetimos con las manzanas.
  12. Por último, sacamos la bola de masa que tenemos en el congelador y con  ayuda de un rallador, lo esparcimos por encima cubriendo todo el pastel .
  13. Lo introducimos en el horno durante aproximadamente 45 minutos o hasta que al pinchar con un palito, éste salga  limpio.
  14. Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar antes de desmoldarlo y espolvorearlo con azúcar glas.

ETON MESS DE FRAMBUESAS


Merengues secos con fresas o frambuesas y nata montada
Para nosotros los Canarios son suspiros troceados, nata montada y poco azucarada con muchas frambuesas enteras. Pero respetando el origen decimos que Eton Mess es un postre de origen inglés consistente en una mezcla de fresas, trozos de merengue y nata, que se sirve tradicionalmente  en el partido anual de críquet que se celebra el 4 de junio en el Colegio Eton contra los estudiantes del Winchester College. Esta es la definición de Wikipedia.
Pero este postre con aspecto tan sofisticado es la cosa más sencilla del mundo, que viene a ser lo mismo que una pavlova, pero el merengue en este caso se pone troceado, yo no aprecio otra diferencia.
Como la disciplina no es lo mío  y viendo la receta del chef Ramsey he cambiado solo las fresas por frambuesas y para que tenga más fruta, la base la puse completa de fruta, así cuando la sirves no es tan dulce, sino que tiene muchas frambuesas con ese toque ácido que contrarresta el azúcar del merengue seco, o suspiros que es como lo llamamos en mi tierra Canaria, del resto prometo que respeté la receta tal cual del chef Inglés.
Por cierto si quieres eliminar unas pocas calorías puedes sustituir la nata por Yogurt griego. Y si quieres hacer tu propio merengue solo tienes que complicarte un poquito más la vida y haces la receta de pavlova, pero de verdad que este caso no es necesario.Merengues secos troceados con nata y frambuesas

INGREDIENTES
  • Merengues secos. (Suspiros de Moya en Canarias)
  • 500 ml. nata para montar
  • 3 cajitas frambuesas
  • 3 cucharadas de azúcar
PREPARACIÓN
  1. Si tienes ganas de ponerte a hacer merengues aquí te dejo la receta, pero a mi me parece que lo complicamos bastante sin necesidad
  2. Poner al fuego las dos cajitas de frambuesas con una cucharada sopera de azúcar, durante unos 10, solo para disolver el azúcar, se deshace enseguida. Poner a enfriar. Mientras montamos la nata con las otras dos cucharadas de azúcar.
  3. Y ahora solo queda poner en el fondo las frambuesas cocidas y frías, poner la nata a cucharadas por encima y el merengue a trozos. Decoramos con mas frambuesas.
  4. A la nevera hasta que lo vayamos a consumir. No preparar con demasiada antelación, para mi es un postre que no permite mucha antelación porque perdería crujiente el merengue. Así que como mucho un par de horitas antes.

Merengues secos, frambuesas y nata montada

Mousse de chocolate clásico

Mousse de chocolate con galletas machacadas que imitan una maceta
De los postres clásicos no hay hay ninguno que me guste más que una mousse de chocolate bien hecha. Firme y consistente, dulce pero nunca empalagosa, con todas sus burbujas de aire homogéneas y espumosas, donde las claras han sido batidas a punto de nieve bien firme permitiendo que cada cucharada se conviertan en un  verdadero placer.
El truco está en batir bien bien bien las yemas con el azúcar y que el punto de nieve de las claras sea perfectamente firme. Es que no hay nada mas desagradable que meter la cuchara y que parezca más una natilla que algo esponjoso consistente e intenso.
Esta vez he decorado la mousse como si fueran unas pequeñas macetitas. Para hacer el efecto tierra puse unas galletas de chocolate molidas, y como flores comestibles una plantita de hierba huerto y una flor de cosmo.

INGREDIENTES
Para 8 personas
  • 300 gr de chocolate negro
  • 5 huevos L
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 50 gr. de mantequilla (más o menos dos cucharadas)
  • galletas de chocolate
PREPARACIÓN
  1. Derretimos  el chocolate  junto con la mantequilla al microondas, con mucho cuidado para que no se queme. Si temes despistarte mejor opta por el baño de maria.
  2. Mientras separamos las yemas de las claras cuidando que no caiga ni pizca de yema entre las claras, ya que impediría que pudieran montarse correctamente.
  3.  Primero batimos las claras a punto de nieve con 2 de las cucharadas de azúcar y apartamos.
  4. Ahora batimos las yemas con el resto del azúcar hasta que se vuelve una crema  color amarillo muy pálido y muy espumosa. 
  5. A esa crema añadiremos el chocolate fundido y cuando esté todo bien mezclado vamos añadiendo las claras a punto de nieve, de tres veces y sin batir solo envolviendo para cuidar que no se nos baje.
  6. Servir en copas y a la nevera al menos 6 horas para que coja el resto de la firmeza que requiere nuestro postre.
  7. Decoramos como nos apetezca en esta ocasión le puse galletitas machacadas  imitando tierra y unas hojas de menta o hierba huerto con una flor de cosmos.
Una mousse con tierra hecha con galletas machacadas imitando una maceta

Bizcocho de zanahorias, piña y especias


Bund cake de zanahorias
Mi bizcocho favorito. Mira que tengo recetas y que he probado bizcochos, pero como este ninguna. Pero claro es que me encantan los sabores de especias y este lleva muchas de ellas. El gengibre me gusta ponerlo fresco y rallar el trozo junto con la zanahoria cuando la pongo en la picadora y junto dos tres o cuatro clavos enteros que quedarán perfectamente triturados con el resto de la masa, pero le proporciona una intensidad de sabor que lo convierte en una maravilla.
 flores comestibles
 INGREDIENTES

  • 240 g de zanahoria rallada
  • 2 huevos
  • 160 g de aceite de girasol
  • 1 lata pequeña de piña en su jugo
  • 240 g azúcar morena
  • 360 g harina
  • 10 g de levadura en polvo
  • 10 g de bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1/4 cucharadita de clavo molido (3 clavos enteros)
  • 200 g de nueces troceadas
PREPARACIÓN
  1. Engrasa el molde y mientras preparas las cosas lo metes en la nevera engrasado.
  2. Enciende el horno a 170º.
  3. Pon en tu robot de cocina la zanahoria, tritúrala y añade  los ingredientes húmedos; el aceite, los
  4. huevos y la piña con todo su jugo y batir hasta que quede un puré homogéneo.
  5. Aparte mezclar los ingredientes secos;  la harina, el azúcar, la levadura, el bicarbonato,
  6. la sal, la canela y  el clavo.
  7. Añadir poco a poco los polvos al batido de zanahoria  hasta que se incorporen totalmente.
  8. Por último las nueces, que en este caso le puse nueces macadamia, pero sale igual de rico con las nueces normales y corrientes.
  9. Verter en  el molde  unos  45 minutos.
  10. Pincharlo para comprobar que está hecho, sacar del horno y dejar reposar  unos minutitos  antes de desmoldar y poner a enfriar sobre una rejilla. 
  11. Una vez bien frío del todo,  ya puedes decorarlo como quieras.
  12. Con un glaseado hecho con el zumo de medio limón y azúcar glas, con queso fresco tipo philadelphia batido con azúcar, o simplemente espolvoreada con azúcar y canela. Esta la hice con un glaseado de limón y azúcar glas.
*Te aseguro que con las horas gana en sabor, así que es ideal para preparar con un par de dias de antelación y así facilitarte las cosas.
*Un truco, si se te pasa de tiempo en el horno y se te queda seco, guardalo dentro de una cúpula de cristal o envuélvelo en film antes de que termine de enfriar. Verás cómo en unas horas se vuelve húmedo y perfecto.

Tartaleta con crema de lavanda y melocotón.

Imagina esos campos de Lavanda del sur de Francia. Tremendos terrenos de color lila que desprenden un maravilloso olor al atardecer. Pués mientras te comes un pedazo de esta tartaleta cierra los ojos y serás capaz de transportarte. Una sencilla receta que pueden hacer aún más sencilla si compras ya preparada la masa quebrada en la zona de refrigerados de tu supermercado. No voy a decir marcas, aunque tengo mis preferidas, pero si te aconsejo que no caigas en la tentación de usarla congelada, ahí si que te equivocarás mucho, porque la diferencia entre refrigerada o congelada es abismal en el sabor. Sin embargo no noto tanta diferencia entre la refrigerada y la elaborada por nosotros. Te va a encantar el sutil y perfumado olor-sabor de esta crema pastelera de lavanda. 

INGREDIENTES:
Para la pasta o masa quebrada:
  • 200 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla
  • 1 huevo
  • 1 cucharadas de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • Una pizca de sal
Para la crema de lavanda:
  • 500 ml. de leche entera
  • 4 yemas de huevo
  • 120 gr. de azúcar
  • 40 gr. de maizena
  • 2 cucharadas colmadas de flores secas o 2 o 3 ramitas de flores frescas de lavanda
  • 1 cascara de limón

PREPARACIÓN:
  1. Preparamos la masa quebrada
  2. En un cuenco ponemos la harina con  con la mantequilla fría y mezclamos con los dedos añadimos el resto de ingredientes, el azúcar, el huevo y una pizca de sal.  Continuamos trabajando la masa con los dedos hasta que quede todo homogéneo  y podamos hacer una bola con ella que guardamos en la nevera durante un ratito, mientras hacemos la crema.
  3. Empezamos la crema aromatizando la leche poniéndola  a hervir,  añadimos las flores de  lavanda un minutito y apartamos dejando infusionar bien hasta que enfríe.
  4. En una vasija mezclamos el azúcar, las yemas y la maicena y con unas varillas mezclamos bien.
  5. Vertemos poco a poco la leche sin dejar de remover y ponemos a fuego lento, removiendo  hasta que espese.
  6. Dejamos enfriar.
  7. Encendemos el horno a 180º.
  8. Mientras vamos cortando la fruta, en este caso elegimos  melocotones en almíbar.
  9. Ahora solo queda extender la masa con un rodillo para forrar nuestro molde y hornear hasta que esté doradito.
  10. Sacamos el horno, dejamos enfriar antes de desmoldar.
  11. Rellenamos la tartaleta con la crema ponemos la fruta por encima.
  12. Decoramos con más flores de lavanda fresca.

Flores comestibles entre verduras y aromáticas.

Con la tierra preparada después de un verano muy seco llega el momento de empezar a plantar nuestras verduritas, pero siempre mezclada con un montón de flores comestibles. Esta temporada he probado a esparcir directamente en la tierra las semillas de flores, tagetes, cosmos, pensamientos, centaureas, conejitos, claveles chinos, girasoles, lavanda, nada de hacer semilleros, trasplantar y todo ese trabajo, que cuando menos me lo esperaba me distraía un solo día y se echaban a perder, así que directo a tierra y ver como crecen, perfectamente desordenadas.
Ellas harán su trabajo, atraer abejas para que polinicen las verduras, repeler a otros insectos como el pulgón y decorar nuestros platos más sencillos vistiéndolos de gala.
Eso sí, aunque las flores las plantemos desordenadamente, pero teniendo especial cuidado con:
  • Las combinaciones de flores con verduras. 
  • Cuidamos la rotación, no plantamos en el mismo bancal del año pasado, las mismas cosas. 
  • La diversidad, mezclando  las verduras con aromáticas. 
  • Asociaciones favorables por ejemplo, pimientos con albahaca o tomates con perejil y cebollas. 
  • Muchas flores de colores. 
  • Y flores comestibles que además repele insectos; tagetes , caléndulas,  capuchinas, cosmos...

Para empezar, hemos puesto:
  • Cogollos de lechugas entre flores de tagetes y cebollas con algunas plantas de albahacas en los extremos y pimientos, con algunos cosmos.
  • Bok Choy  (como una col china)entre flores de pensamientos
  • Kale morada y blanca (la verdura de moda, es como un colino o berza), entre cebollas rojas y albahacas con flores Tagetes.
  • Tomates, con albahacas y cebollas y Tagetes
  • Cebollas entre flores de Dalia y rúcula.
  • Frambuesas junto a guisantes de olor.
  • Berros de tierra con perejil y flores de cosmos
  • Espinacas con cebollas y Tagetes.
  • Los girasoles los pusimos por todo el borde de los bancales más soleados.
  • Y claveles chinos en medio de las calabazas.
  • Las lavanda en el borde del bancal de las papas.

Tiramisú de cerveza y cerezas

Cremoso postre muy fácil de hacer. Bizcochos borracho en cerveza y cerezas
Fue todo un impulso probar a hacer un tiramisú que no fuese el clásico de café. Es uno de mis postres favoritos y siendo las cerezas una de mis frutas preferidas decidí probar la combinación. Los bizcochitos se humedecen con cerveza de cerezas en vez de café pero a la crema le seguimos incorporando el clásico aroma, pero esta vez batiendo el mascarpone con unas cucharadas de café instantáneo que intensificamos a nuestro gusto (la cantidad indicada es orientativa, es la que yo le puse, pero hubiese admitido al menos otra cucharadita.
Esta receta probaré a hacerla en otra ocasión solamente con cerveza negra, pero eso será en la próxima.
Aquí te dejo una cremosa y adictiva receta que a mi personalmente me pareció una delicia, muy sencilla de hacer e ideal para llevar a fiestas donde necesites postre para mucha gente que podrás hacer el dia antes ya que resulta mejor de un dia para otro porque se intensifican los sabores.

INGREDIENTES
  • 20 Bizcochitos
  • 250 gr. nata montada
  • 500 gr. de queso mascarpone
  • 1 botella de cerveza de cerezas Mort Subite
  • 2 cucharaditas de café instantaneo
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 bote de cerezas en almíbar
PREPARACIÓN.
  1. En un cuenco bate la nata hasta montarla con las dos cucharaditas de café instantáneo en polvo.
  2. Bate por otro lado el queso mascarpone con 3 cucharaditas de vainilla y las dos cucharadas de azucar.
  3. Incorpora la mezcla a la nata montada hasta que quede incorporado.
  4. Prepara tu bandeja y moja los bizcochos de uno en uno en la cerveza por ambas caras.
  5. Forra el fondo de la fuente que en este caso me cabía 10 bizcochos por capa.
  6. Pon a escurrir las cerezas  mientras extiendes sobre los bizcochos una capa de crema.
  7. Ahora esparce las cerezas sobre la crema.
  8. Añade otra capa de bizcochos y otra de relleno
  9. Espolvorea con una capa generosa de cacao en polvo y decora como mas te guste. En esta ocasión utilicé unos claveles chinos del mismo color que las cerezas.
  10. Conserva en la nevera.
Sencillo postre con bizcochos, crema de mascarpone y cerezas.